¿Cómo funcionan las ollas eléctricas a presión?

Las ollas eléctricas a presión están compuestas de 3 principales componentes: 

  • El recipiente interior
  • La base de la olla
  • La tapa

El recipiente interior

Es una vasija removible para cocinar. Cuando se calienta, el líquido dentro hierve y genera vapor. Sin una ruta de escape, la presión dentro de la olla genera presión. 

El recipiente interno de la Instant Pot® está hecho de acero inoxidable graduado para alimentos (304 18/8), con una triple capa muy robusta con un centro de aluminio para una correcta distribución del calor.

La base de la olla

La base de la olla aloja el microprocesador, sensores de presión y temperatura, el elemento de calor y el panel de control. 

El microprocesador es el corazón de las ollas eléctricas a presión de la tercera generación, y funciona con sensores incorporados que monitorean y regulan automáticamente la presión y la temperatura basado en el programa seleccionado.

Encender periódicamente el elemento de calor para mantener una temperatura estable y los niveles de presión, ayuda al funcionamiento para tener resultados más precisos en la cocina. Si alguna condición insegura es detectada, la olla señalará el error con un pitido y apagará la energía del elemento de calor.

La tapa

La tapa de la Instant Pot®  está hecha de acero inoxidable graduado para alimentos (201), con brazos de acero y también un mecanismo de cierre para evitar que la tapa se abra mientras está presurizada. Si la tapa no está completamente cerrada, el microprocesador lo detectará y cortará la energía al elemento de calor.

La tapa está compuesta de varias pequeñas partes que funcionan asociadas para sellar y regular la presión: 

  • Salida de vapor: aunque difieren en apariencia en algunos modelos, la salida de vapor tiene 2 posiciones: “venting”, la cual permite que el vapor salga, y “sealing”, el cual atrapa el vapor en el recipiente interior para crear presión. Si la presión crece más allá del rango normal, el exceso de vapor por efecto físico levantará la válvula y saldrá el vapor por esta.
  • Anillo sellador:  cuando la tapa está cerrada y la salida del vapor está en la posición “Sealing”, la tapa y el recipiente interior ejercerán presión en el anillo sellador para crear un sellado hermético. Este está hecho de goma de silicona durable, la cual permite sellar de forma segura una vez que se aplica calor.
  • Válvula de Flote y Tope de Silicona: cuando se crea suficiente presión en el recipiente interior, la válvula de flote sube y el tope de silicona sella completamente la olla. Una vez empujado hacia arriba, la válvula de flote sirve como pestillo que cierra y previene que la tapa de la olla gire, incluso cuando se aplica fuerza. La punta de la válvula de flote puede romperse por exceso de temperatura o presión. Sin la punta, el orificio permitirá que la presión salga. La Instant Pot® usa un sistema patentado de salida de presión de empuje hacia abajo, para liberar exceso de esta, incluso en el poco probable escenario en que la válvula de flote no se destruya.
  • Escudo anti-bloqueo: esta cubierta de acero inoxidable previene que restos de comida puedan bloquear el tubo de salida de vapor, facilitando la salida fluida cuando se libera.